Ópera

UN AVVERTIMENTO AI GELOSI

Ópera de cámara de Manuel García
PRÓXIMAS FECHAS HORAS

UN AVVERTIMENTO AI GELOSI
Ópera de cámara de Manuel García
27 de noviembre, 2016
20.30 horas

Estreno en el marco del XLIV Ciclo de Grandes Autores e Intérpretes de la Música de la Universidad Autónoma de Madrid, el día 18 de noviembre de 2016, en la Sala de Cámara del Auditorio Nacional de Música de Madrid

Un avvertimento ai gelosi, una deliciosa ópera de cámara que, compuesta en 1831, pertenece ya al ciclo de las últimas obras del sevillano Manuel García (1775-1832).

Se trata de una pieza de salón con acompañamiento de piano -Rubén Fernández Aguirre- y un excelente plantel de intérpretes
-Berna Perles, David Menéndez, Gustavo Peña, Borja Quiza, Marifé Nogales y José Manuel Guinot- que se enfrentan a una obra de enorme complejidad vocal que Manuel García escribió como ejercicio para sus alumnos buscando formar, según los investigadores, una suerte de “cantantes absolutos”.

Con Un avvertimento… el Teatro de la Maestranza prosigue la recuperación del formidable patrimonio musical del compositor, cantante y empresario que mayor influencia y proyección internacional ha tenido Sevilla.


Acto Único
La acción se desarrolla en un pueblo en las cercanías de Nápoles.

Berto, casado con la hermosa Sandrina, es un gran celoso, y se queja de que siempre haya moscones revoloteando en torno a su esposa, hecho que a ella le halaga, y esto, para él, es motivo de malestar, hasta el punto de que lamenta haberse casado. Sandrina ha estado escuchando a su esposo y, asegurándole que todo son imaginaciones suyas, pretende curarle de su obsesión.

El Conde, feudatario del pueblo, y Don Fabio, su secretario, están visitando el pueblo. El Conde ve a Sandrina y se queda sorprendido de su gran belleza. Al verla malhumorada, se interesa por el motivo; Sandrina desconfía, pues sospecha de su amabilidad. Y así resulta ser, porque el Conde, cuando sale, ordena a Don Fabio en voz baja que averigüe dónde vive la campesina.

Don Fabio, que es de carácter presuntuoso y servil, también atraído por la hermosa mujer, le hace objeto de sus galanteos, a los que Sandrina no presta atención pensando en un plan; desprecia al galán y entra en casa.

Don Fabio no entiende el desprecio, al contrario, cree haber impresionado a la muchacha. En cualquier caso, ya ha averiguado dónde vive. Esto lo oye Berto, que se ha acercado con Menico, que es jardinero en el palacio del Conde, y le hace sospechar de una intriga en su contra. Siguen a Don Fabio, que va a la casa de Sandrina con intención de averiguar más. Cuando llama a la puerta, Berto y Menico se presentan y piden explicaciones bajo amenaza del bastón. El secretario, atemorizado, dice que sólo se ha extraviado y huye, antes de que Berto, a quien Menico contiene, pueda darle de bastonazos.

Aparece en este momento Ernesta, que pregunta por el Conde, y le responden que está en el pueblo y va tomando nota de las mozas que hay. Ernesta muestra su disgusto y sale.

Regresa ahora Don Fabio, acompañado del Conde y varios criados con bastones, para vengarse de sus agresores. Berto y Menico, que los han visto acercarse, se han escondido.  Ya que están en la casa de Sandrina, llaman a su puerta. Sandrina sale; el Conde dice que se ha quedado preocupado por su estado y que si hay alguien que la molesta, le hará apalear. Berto, que está a la escucha, supone un galanteo, así que se presenta como Pasqualotto, hermano de la muchacha. El Conde le dice que está enamorado de su hermana y, Berto, pasmado, confiesa no ser su hermano. El Conde y Don Fabio, sin dejarle acabar, suponen que es un amante y le amenazan con el bastón, algo que no le parece mal a Sandrina. Berto se indigna con su esposa. Situación de confusión; unos amenazan a otros. Finalmente Sandrina sale con el Conde y Don Fabio mientras Berto es retenido por los criados.

En una estancia del palacio del Conde, Ernesta ha llamado a Menico: quiere saber si el Conde está enamorado de una tal Sandrina, así que le pide que le siga y la informe. Su interés está en que el Conde le dio palabra de desposarse con ella, pero sabiéndolo aficionado a las muchachas, no se fía de él.

Se presenta Sandrina, que viene a buscar a Menico para pedirle ayuda en un plan que ha acordado anteriormente con Ernesta con el doble objeto de curar a su marido de sus extravagantes celos y de hacer que el Conde respete la palabra dada a Ernesta. 

Mientras Sandrina pasea, aparece el Conde y, según su plan, fingiendo angustia, le pregunta si es cierto que tiene un amorío con cierta condesita. Él confiesa que sí, pero la ha dejado por ella. Sandrina muestra desconfianza: si va a casarse con él, debe estar segura, por tanto, acuerdan que en cuanto anochezca se acudirán a este mismo lugar y, a oscuras, se casarán.

Menico, en su parte del plan, ha traído a Berto a la estancia, donde se esconde en un armario, para ser testigo de todo lo que suceda y vengarse.

Entra Don Fabio, que en honor del próximo casamiento, escribe una poesía esperando que el Conde le recompense generosamente. Aprovechando una distracción, Berto sale despacio de su escondite y roba el papel. Don Fabio registra todo buscándolo, y así lo encuentra el Conde, que llega ahora y, tras tacharle de loco, le hace salir, pues espera la llegada de Sandrina. Ésta entra y apaga la luz, diciendo que va a disponer todo para la boda. Hace entrar a Ernesta y la sitúa delante de ella, al tiempo que habla con el Conde hasta que se tocan. “¿Amaréis a la consorte que ahora os tiende la mano?” “Así lo haré”, jura el Conde. Berto salta del armario precipitadamente para detener el enlace. Confusión; se piden luces; entran Don Fabio y criados con ellas y llega el momento de las confesiones. Sandrina dice ser la autora del plan: se ha intercambiado con Ernesta para decoro del Conde y para vergüenza de Berto. El Conde admite su error y recibe a Ernesta. Berto admite lo infundado de sus celos y pide perdón. 

Ficha Técnica
Piano y dirección musical RUBÉN FERNÁNDEZ AGUIRRE
Ficha Artística
Sandrina BERNA PERLES
Berto DAVID MENÉNDEZ
Conte de Ripaverde GUSTAVO PEÑA
Don Fabio BORJA QUIZA
Ernesta MARIFÉ NOGALES
Menico JOSÉ MANUEL GUINOT

Fecha y hora
Domingo 27 de noviembre, 2016
20,30 horas

Precios de las localidades
Patio 40 €.
1ª de Balcón 38 €
2ª de Balcón 36 €.
1ª de Terraza 34 €.
2ª de Terraza 32 €.
1ª de Paraíso 30 €.
2ª de Paraíso 28 €.
3ª de Paraíso 26 €.

Venta de localidades ONLINE: desde el lunes 4 de julio, 2016
Venta de localidades en taquilla: desde el miércoles 2 de noviembre, 2016

Taquillas: Paseo de Cristóbal Colón 22. De 10 a 14 y de 17,30 a 20,30 horas. Lunes a sábado y festivos con función. Teléfono de taquillas: 954 22 65 73.

Venta telefónica (954 22 65 73), si quedaran localidades disponibles, una vez atendida la demanda de ventanilla el primer día de venta. En horario de taquillas. Con un recargo de 1,50 €/entrada. Con cargo a tarjeta de crédito (Visa, Red 6.000, Amex, Mastercard).

Internet: Podrá imprimir sus entradas mediante el sistema de “ticket en casa”. Recuerde que el correo de confirmación contiene la entrada o entradas válidas para el evento. ES IMPRESCINDIBLE SU IMPRESIÓN O DESCARGA EN EL DISPOSITIVO MÓVIL PARA ACCEDER AL RECINTO.

Si se adquieren localidades a través del sistema de venta telefónica o por Internet se recomienda llegar con antelación al comienzo del espectáculo para poder solventar eventuales incidencias, en caso contrario el Teatro no asegura el acceso a la sala. 

Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.