Ópera

ANNA BOLENA

Gaetano Donizetti
PRÓXIMAS FECHAS HORAS

ANNA BOLENA
de Gaetano Donizetti (1797-1848)
8, 10, 13 y 16 de diciembre, 2016

En cuatro funciones entre el 8 y el 16 de diciembre de 2016, Angela Meade, calificada como “la nueva estrella del Metropolitan” de Nueva York, será Anna Bolena, de Gaetano Donizetti (1797–1848), una de las más hermosas y emocionantes tragedias líricas de un compositor pilar del bel canto. Estrenada en 1830, la obra recrea la vida de la segunda esposa del rey Enrique VIII de Inglaterra.

La producción del Teatro Filarmónico de Verona/Fundación Arena de Verona reúne a Angela Meade, Ketevan Kemoklidze, Ismael Jordi, Simón Orfila, Stefano Palatchi, Alexandra Rivas y Manuel de Diego. En la dirección de escena, el innovador Graham Vick. Maurizio Benini, que ya nos brindó una excepcional Norma, vuelve en un repertorio del que es especialista.


ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA
EN TORNO A... Anna Bolena
Ciclo de conferencias-concierto
En colaboración con la Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera (ASAO)
Miércoles 7 de diciembre de 2016.
19:00 horas
Sala de prensa (Acceso por la Recepción del Teatro)
ACCESO LIBRE Y GRATUITO HASTA COMPLETAR AFORO

Intervienen:
- Maurizio Benini, Director Musical de la producción
- Ramón Mª Serrera, Catedrático de Historia de América de la Universidad de Sevilla 

Enrique VIII, rey de Inglaterra, obtuvo el divorcio de su primera esposa, Catalina de Aragón, para poder casarse con Ana Bolena. Según el libreto, Ana renunció a su gran amor con Richard Percy con objeto de subir al trono. La acción se desarrolla en 1536, tres años después del matrimonio de Ana.

Acto Primero
Escena Primera: en el castillo de Windsor.
Ya es una hora tardía de la noche y el rey todavía no ha aparecido por los aposentos de la reina. Los cortesanos, sospechando que el rey esté en alguna cita amorosa en otra parte, expresan su temor por el futuro de Anna. Entra Giovanna Seymour, dama de la corte, convocada por la reina. Se encuentra incómoda, pues es a ella a quien están dedicados los afectos amorosos de Enrique.

Comparece la reina que, preocupada por el silencio general con el que es recibida, pide a su paje Smeton que toque una canción para levantar los ánimos de los presentes. Su canción es entendida como un cumplido, porque está enamorado en secreto de la reina. La canción, como un mal augurio, evoca en la mente de Anna su primer amor por Riccardo Percy, a quien, reconoce, no ha dejado de querer.

Cuando se retira Anna con todas sus damas, Giovanna regresa a los aposentos, que se han quedado ahora en penumbra. Aunque le tranquiliza que el secreto de su relación con Enrique está a salvo, se siente profundamente turbada por el daño que ha causado. Llaman a una puerta, ella abre una entrada secreta por la cual accede el rey. Giovanna suplica que ésta sea la última de sus citas clandestinas y Enrique, tomando estas palabras en su favor, se muestra de acuerdo pues, según él, su amor debe hacerse ya público. Giovanna se queda trastornada, ya que tiene en gran estima su propia reputación, e insiste en que este amor no debe ser conocido, si no es con un anuncio de matrimonio. Enrique le asegura que su honor no se verá mancillado y le promete boda, trono y cetro. La dama pregunta cómo puede hacerse; la respuesta del rey, sin embargo, es enigmática y reticente.

Escena Segunda: el parque del castillo de Windsor, al alba.
Lord Rochefort, hermano de Anna, se sorprende al encontrarse con su viejo amigo Percy, quien explica que ha regresado del exilio por orden del propio soberano. Cuando Rochefort le confía que Anna ya no goza de las atenciones del rey, Percy le expresa cuán doloroso ha sido su exilio.Se reúnen grupos de cazadores, pajes y nobles para la cacería del rey. Cuando comparece Enrique, Anna se acerca y le implora recobrar sus favores. El monarca la «tranquiliza» con tono amenazador: no habiendo estado en su compañía durante algún tiempo, su ojo permanece siempre vigilante sobre ella. En cuanto advierte a Percy, intencionadamente niega haber ordenado su regreso a la patria, sosteniendo que ha sido Anna, convencida de la inocencia de Percy, para suplicar el perdón. El exiliado cae a los pies de la reina y le besa la mano, poniéndola en una situación embarazosa, comprometiéndola con sus excesivas atenciones (tal como había previsto Enrique en su plan). Rochefort trata de contener a Percy mientras el rey ordena a Hervey, uno de sus oficiales, que esté alerta ante cualquier evidencia que pueda incriminar a Anna. Partiendo para la cacería, intima a Percy que permanezca en la corte.

Escena Tercera: en los aposentos de la reina.
Smeton se desliza en los aposentos de la reina. Cautivado por su belleza y creyéndose profundamente enamorado de ella, había robado un retrato en miniatura que ahora quiere devolver a su lugar, antes de que se descubra la desaparición. Pero el joven se demora demasiado contemplando el retrato y, el sonido de unos pasos que se acercan, le obliga a esconderse.Los intrusos son Anna y Rochefort, éste acaba de convencer a su hermana parar que conceda audiencia a Percy. La reina, que se esperaba que éste le echase encara la ofensa por haberle abandonado en favor del rey, halla, en cambio, que Percy, intuyendo su dolor, olvida todo sentimiento de rabia y declara amarla más que nunca. Tratando en vano de contener su creciente pasión, Anna le recuerda que es la esposa del soberano y le exhorta a dejar Inglaterra inmediatamente. Desesperado, Percy desenvaina su espada para matarse. Siguiendo la escena escondido, Smeton, malinterpretando las intenciones de Percy, creyendo que va a matar a la reina, se muestra con la espada desenvainada para defenderla. Anna se desmaya y reaparece Rochefort para advertirles de la llegada del rey.La situación que se presenta es plenamente favorable a Enrique quien, en presencia de los cortesanos que acuden, deduce que los dos hombres con las espadas desenvainadas están enamorados de la reina y se disponían a batirse por celos. Smeton niega la acusación pero, desafortunadamente, se le cae el retrato de Anna, indicio evidente, según Enrique, de los favores concedidos por la reina a su paje. Recobrándose, Anna clama su inocencia, pero el monarca ordena que sea arrestada, sugiriéndole que guarde su alegato de defensa para el consejo de los jueces. Con horror, la reina se da cuenta de que su destino ya ha sido señalado y, junto con Percy, Smeton y Rochefort, es conducida a prisión.

Acto Segundo
Escena Primera: Antecámara de la celda de Anna.
Las damas comentan que los cortesanos, e incluso la propia Giovanna, se han apartado de la reina, y declaran su absoluta lealtad. Cuando se une a ellas Anna, entra Hervey con el encargo de que las damas sean conducidas al Consejo de los Pares.A solas, Anna reza. Luego entra Giovanna, que trata de convencerla para que se declare culpable, pensando ser éste el único medio para salvar su vida. Desdeñosa, Anna rechaza tal consejo y pide saber el nombre de la escogida de Enrique. Expresa también la pretensión de que sea castigada por Dios con los mismos tormentos que ella padece, pero que le sea evitada el hacha, única salida, según Anna, y única esperanza de salvación.Viéndose maldecida en estos términos, Giovanna cada vez más trastornada, finalmente confiesa ser ella la elegida. Anna se dispone a echarla pero, intuyendo la sinceridad de su dolor, la pone en pie y declara que el único culpable de todo esto es el propio monarca. Giovanna se queda aún más alterada con el perdón de Anna y sale en un estado de extrema aflicción.

Escena Segunda: un vestíbulo en el exterior de la Cámara del Consejo, donde está teniendo lugar el proceso a Anna.
Los cortesanos se interrogan recíprocamente sobre el desarrollo del proceso, congratulándose de que el joven e inexperto Smeton no cederá durante el interrogatorio. Pero, saliendo de la Cámara, Hervey anuncia que Smeton ha confesado todo y que cualquier esperanza de absolución para Anna se ha desvanecido. Sale de la sala del proceso el propio rey y, por su conversación con Hervey, se entiende que el muchacho ha sido engañado: en efecto, ha hablado, convencido de salvar a la reina de este modo. Entran Anna y Percy escoltados. Enrique iba a salir pero su esposa se interpone, suplicándole por última vez que le evite la vergüenza de un juicio público. El monarca ratifica las acusaciones de traición de Anna y Percy y declara que ambos deben morir. En este punto, Percy cumple un último y desesperado intento por salvar a su amada: declara que aun antes de que fuese esposa de Enrique, Anna estaba legalmente comprometida con él. Viendo que Anna calla, sin confirmar o negar, Enrique anuncia que esta enésima muestra de traición recaerá sobre sus cabezas. Los guardias devuelven a la pareja a sus celdas mientras Enrique se pregunta si serán verdad las reivindicaciones de Percy.

Comparece Giovanna, siempre presa del remordimiento, e implora no ser la causa de la muerte de Anna. Antes de que el rey pueda responder, concluye la sesión del Consejo y los cortesanos se reúnen para escuchar el anuncio de Hervey: Anna y todos los imputados han sido condenados a muerte. Los cortesanos solicitan la clemencia del rey pero éste, a pesar de las súplicas de Giovanna, pide tiempo para considerar sus peticiones.

Escena Tercera: en un vestíbulo de la Torre de Londres.
Percy y Rochefort se hallan siempre bajo custodia. Percy se lamenta por ser causa de la muerte de Rochefort; éste responde que se merece su final, ya que fue él mismo quien animó a Anna en su ascenso al trono. Hervey les comunica que el rey ha decidido concederles el perdón pero, dado que la condena de la reina sigue siendo válida, Percy se declara dispuesto a morir con ella; exhorta a su amigo a que acepte la revocación de la condena, pero Rochefort también prefiere la muerte. Mientras los dos amigos regresan a sus celdas, las damas expresan su dolor por el sufrimiento de Anna. Cuando comparece la prisionera, su mente está trastornada: está convencida de que es el día de sus bodas con Enrique y tiene miedo de que Percy se presente para reprocharle su traición. Sin embargo, cuando imagina tenerlo delante, le sonríe. Su imaginación le lleva entonces a su dulce castillo natal, donde creció y donde por primera vez encontró y se enamoró de Percy. Un redoble de tambores desvanece su visión, llevándola a la realidad del presente. Se despide de Percy y Rochefort, que son conducidos a sus celdas, y, al ver a Smeton que asegura ser él el único que la ha traicionado, Anna recae en su delirio. Imagina que el arpa del muchacho está desafinada y que su melancólico sonido remeda el lamento de su propio corazón herido, que pronuncia una última plegaria al cielo.

Los sones festivos que celebran las bodas de Enrique y Giovanna la llevan nuevamente al presente. Como primera reacción, Anna maldice a la pareja culpable, pero luego se refrena, afirmando que si debe morir, morirá con el perdón en los labios. El dolor creciente hace que pierda el sentido, justo en el momento en que se presentan los oficiales para escoltar a los condenados al patíbulo.

Ficha Técnica
Dirección musical MAURIZIO BENINI
Dirección de escena GRAHAM VICK
Escenografía y vestuario PAUL BROWN
Iluminación GIUSEPPE DI IORIO
Producción TEATRO FILARMÓNICO DE VERONA / FUNDACIÓN ARENA DE VERONA
REAL ORQUESTA SINFÓNICA DE SEVILLA Director artístico y musical, John Axelrod
CORO DE LA A.A. DEL TEATRO DE LA MAESTRANZA Director, Íñigo Sampil
Ficha Artística
Enrico VIII SIMÓN ORFILA
Anna Bolena ANGELA MEADE
Giovanna Seymour KETEVAN KEMOKLIDZE
Lord Rochefort STEFANO PALATCHI
Lord Riccardo Percy ISMAEL JORDI
Smeton ALEXANDRA RIVAS
Sir Hervey MANUEL DE DIEGO

Fecha y hora
Jueves 8, sábado 10, martes 13 y viernes 16 de diciembre, 2016
20,30 horas

Precios de las localidades
DIARIO / FIN DE SEMANA: VIERNES Y SÁBADO

Patio: 116€ / 125€
1ª Balcón: 111€ / 120€
2ª Balcón: 100€ / 107€
1ª Terraza: 88€ / 95€ 
2ª Terraza: 76€ / 82€
1ª Paraíso: 70€ / 76€
 2ª Paraíso: 59€ / 63€
3ª Paraíso: 46€ / 50€


Venta de localidades ONLINE: desde el lunes 4 de julio, 2016
Venta de localidades en taquilla: desde el lunes 7 de noviembre, 2016

Taquillas: Paseo de Cristóbal Colón 22. De 10 a 14 y de 17,30 a 20,30 horas. Lunes a sábado y festivos con función.
Teléfono de taquillas: 954 22 65 73.

Venta telefónica (954 22 65 73), si quedaran localidades disponibles, una vez atendida la demanda de ventanilla el primer día de venta. En horario de taquillas. Con un recargo de 1,50 €/entrada. Con cargo a tarjeta de crédito (Visa, Red 6.000, Amex, Mastercard).

Internet: Podrá imprimir sus entradas mediante el sistema de “ticket en casa”. Recuerde que el correo de confirmación contiene la entrada o entradas válidas para el evento. ES IMPRESCINDIBLE SU IMPRESIÓN O DESCARGA EN EL DISPOSITIVO MÓVIL PARA ACCEDER AL RECINTO.

Si se adquieren localidades a través del sistema de venta telefónica o por Internet se recomienda llegar con antelación al comienzo del espectáculo para poder solventar eventuales incidencias, en caso contrario el Teatro no asegura el acceso a la sala. 

Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.