Ópera

AGRIPPINA

Georg Friedrich Händel
© Annemie Augustijns
© Annemie Augustijns
© Annemie Augustijns
PRÓXIMAS FECHAS HORAS
11/02/2020 - Martes 19.00h comprar
13/02/2020 - Jueves 19.00h comprar
15/02/2020 - Sábado 19.00h comprar

AGRIPPINA de Georg Friedrich Händel

11, 13 y 15 de febrero, 2020
19h

Libreto de Vincenzo Grimani
Estreno en Venecia, Teatro San Giovanni Grisostomo, el 26 de diciembre de 1709

Intrigas, cinismo y humor negro en el esplendor de la ópera barroca

Intriga, difamación, engaño, traición… Los manejos del Poder, diseccionados sobre una voluptuosa partitura que sostiene una lección de canto exuberante. “Agrippina”, ópera en tres actos estrenada en 1709 en Venecia, narra la historia de la madre de Nerón y de su complot contra el emperador Claudio para entronizar a su hijo en una ópera considerada la primera obra maestra de Händel en el género y la culminación de su fecundísimo periodo de formación italiano.

Sobre un argumento del cardenal y diplomático Vincenzo Grimani que retrata la inmoralidad, el cinismo y el carácter sanguinario de Nerón, uno de los mayores tiranos de la Historia, G. F. Händel (1685-1759) cosechó con ella uno de sus mayores éxitos. Un factor decisivo en ello fue el libreto, que para el especialista Mariano Acero, “es probablemente el mejor de cuantos empleó Händel a lo largo de su carrera”. Inspirado en la realidad histórica, narra con cinismo y humor las intrigas de Agrippina por lograr que Nerón, hijo de su primer matrimonio, fuera designado sucesor por su segundo esposo, el emperador Claudio, que en principio prefería a Otón. Las pasiones amorosas que la propia Agrippina suscita entre los cortesanos, los enredos, intrigas maquiavélicas y las traiciones emocionales y políticas que se desencadenan, activan el relato y lo mantienen tenso y vivo.

Händel, según Acero, no dispuso de mucho  tiempo para componer la obra -tres semanas, según su primer biógrafo Mainwaring: aunque hay que tener en cuenta que alrededor del 75% del material musical, como tantas veces en Händel, es reciclado de anteriores obras suyas o tomado, incluso, de su maestro Keiser- y es posible que comenzara a trabajar en ella tras un viaje a Nápoles en 1708, cuando conoció a Grimani, primer virrey austriaco en el Reino. La calidad musical y la definición dramática de los personajes garantizaron su éxito en Venecia, donde se estrenó en el Teatro San Giovanni Grisostomo -propiedad de la familia del cardenal libretista- en diciembre de 1709. Muchos especialistas han encontrado una extraordinaria carga metafórica en el libreto de Grimani -un diplomático partidario de los Habsburgo- con alusiones transfiguradas a la situación política del momento en Italia y ajustes de cuentas personales contra el Papa Clemente XI -quien se encontraba del lado de Francia y España: según esas teorías, aquí sería el emperador Claudio- con el que mantenía un enfrentamiento. Ciertamente, en un país como Italia, que entonces sufría las consecuencias de la guerra de Sucesión Española, la trama de esta ópera podría resultar de gran actualidad.

Así pues, repleta de cinismo y humor negro, el Teatro de la Maestranza, retomando la presencia de la ópera barroca sobre su escenario, presenta “Agrippina”, una ópera sobre la inmoralidad del Poder que gozó de gran éxito en su estreno -tuvo 27 representaciones seguidas- luego desapareció de las programaciones y reapareció hacia 1950 en el contexto de la gran recuperación barroca europea, en una producción de la Ópera de Oviedo y la Ópera Ballet Vlaanderen de Flandes –uno de los centros creativos más innovadores de Europa- con dirección de escena de Mariame Clément (París, 1974), aplaudida por su ingenio creativo y su visión vanguardista y la dirección musical de todo un especialista, Enrico Onofri (Rávena, 1967), exconcertino de Il Giardino Armonico al frente de la Orquesta Barroca de Sevilla (OBS), un conjunto cuya brillante trayectoria ya mereció el Premio Nacional de Música. En el reparto, estrellas vocales del prestigio de Ann Hallenberg o Xavier Sabata garantiza un gran espectáculo no solo para los aficionados a la música barroca, sino para todo el público.


ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA
En torno a Agrippina

En colaboración con la Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera

10 de febrero, 2020
19h

Sala de Prensa (Acceso por la Recepción del Teatro)
Acceso libre y gratuito hasta completar aforo


Acto Primero
Agrippina, esposa del emperador Claudio, comunica a su hijo Nerone que ha llegado para él el momento de ascender al trono, mostrándole una carta en la que se anuncia la muerte de Claudio víctima de una tempestad. A continuación, Agrippina, dispuesta a todo para lograr su proyecto, llama (a espaldas uno del otro) a los libertos Narciso y Pallante, cuya secreta pasión por ella de ambos conoce. A cada uno le confía la noticia y, a cambio de su amor, pide que se dirijan al Capitolio para aclamar a Nerone como sucesor. Convocado el pueblo más tarde en el Capitolio, Agrippina anuncia la muerte del emperador y pide a los presentes que elijan a su sucesor e, inmediatamente, se alzan las voces de Pallante y Narciso que saludan a Nerone como nuevo emperador.

Agrippina y Nerone ya se disponen a ascender al trono cuando de improviso llega Lesbo, esclavo de Claudio, para anunciar que el emperador ha desembarcado en Anzio sano y salvo gracias a la ayuda del valeroso Otonne. Éste llega al Capitolio y narra a Agrippina su afortunada intervención, añadiendo que Claudio, como recompensa por haberle salvado la vida, le ha prometido el trono. Ante semejante noticia los cuatro conspiradores se quedan petrificados. Aunque, para alivio de
Agrippina, en un coloquio privado, Otonne le confía que ama a Poppea mucho más que el trono.

Sabiendo que también Claudio ama a Poppea, Agrippina piensa en un nuevo plan que permitirá a su hijo alcanzar el poder. Se dirige a casa de Poppea y, tras haberse asegurado de que ella está enamorada de Otonne, le dice que éste la ha traicionado cediéndola a Claudio para obtener el trono; le sugiere, para vengarse, que dé celos a Claudio diciéndole que Otonne, altivo ahora por su nueva condición, le impone rechazar a Claudio y entregarse a él: así el emperador castigará a Otonne negándole el trono. Poppea cae en la trampa y, con la llegada de Claudio, sigue al pie de la letra el plan de Agrippina, obteniendo del emperador lo que desea.

Acto Segundo
Entretanto, Pallante y Narciso, que han descubierto que han sido embaucados por Agrippina, deciden aliarse. Se presenta ahora Otonne, nervioso por su próxima coronación y, cuando, aclamado por la gente, llega Claudio en un carro triunfal, se acerca al emperador para recordarle su promesa, éste lo despacha violentamente tachándolo de traidor. Asombrado, Otonne busca el consuelo primero de Agrippina, luego de Poppea, y el de Nerone, pero todos se apartan de él, haciéndole caer en la desesperación.

Más tarde Poppea, pensando en el sincero tormento de Otonne, comienza a dudar de su culpabilidad. Planea una estratagema para descubrir la verdad: viéndolo llegar, se sienta junto a la fuente de su jardín y finge dormir; luego, simulando hablar en sueños, le revela lo que le ha referido Agrippina, es decir, que él la habría cedido a Claudio a cambio del trono. Cuando Otonne, estallando contra la trama urdida por la madre de Nerone se declara inocente, Poppea comprende finalmente el verdadero plan de Agrippina y jura vengarse.

Entretanto Agrippina, advirtiendo que sus planes no se cumplen, medita nuevas conjuras: primero llama a Pallante y le promete su amor si mata a Otonne y a Narciso; luego llama a Narciso y le pide que mate a Otonne y Pallante; pero esta vez los dos libertos no se dejan convencer. Consigue mejor resultado con su marido, a quien dice que Otonne quiere vengarse de él por haberle negado el trono, y le sugiere que evite toda polémica declarando a Nerone su sucesor. Claudio, deseoso de reunirse con Poppea, con quien estaba citado, accede para librarse de su esposa.

Acto Tercero
Poppea, que desea reparar el yerro con Otonne, ha urdido un plan: sugiere a su amado que se esconda y, a pesar de lo que oiga, contenga sus celos. Invitado por ella anteriormente, llega Nerone. También él ama a Poppea y se consume por el deseo de poseerla pero ésta, diciéndole que está a punto de llegar su madre, le obliga a esconderse. Entra luego Claudio y comienza la trampa: Poppea se queja del emperador porque no la ama lo suficiente; cuando Claudio le recuerda todo lo que ha hecho por ella, mencionando el castigo de Otonne, la mujer sostiene que ha sido mal interpretada: quien la importunó no fue Otonne, sino Nerone (que suenan casi igual). Poppea hace luego que el emperador se esconda y llama a Nerone, quien, convencido de que Claudio se ha marchado, se presenta animoso para proseguir su asedio amoroso, pero irrumpe Claudio que lo despide violentamente.

Así pues, el plan ha funcionado: alejado el emperador con una excusa, Poppea hace salir de su escondite a Otonne, y ambos, reconciliados, se juran amor eterno. Entretanto, la madeja se enmaraña: Nerone cuenta a su madre la humillación sufrida y le pide que le defienda del desprecio de Claudio, mientras Pallante y Narciso informan a Claudio de la conjura urdida por Agrippina durante su ausencia. Así, cuando Agrippina exhorta a su marido a coronar a Nerone, Claudio responde acusándola de querer usurpar su poder. Ella admite haber buscado poner en el trono a Nerone, pero se defiende diciendo que actuó así para evitar lo peor: ante la noticia de la muerte de Claudio, el ejército, el pueblo y el senado ya estaban pensando en su sucesor; precisamente para que el trono siguiera siendo para Claudio, hizo aclamar a Nerone, que siempre le fue fiel y obediente y, de hecho, al descubrirse la falsedad de la noticia, enseguida abandonó el trono.

Claudio se deja convencer por Agrippina, y ella le acusa a su vez de traición, exhortándolo a apartarse de Poppea; ésta es amada por Otonne, le dice Agrippina, pero Claudio la corrige diciendo que es Nerone quien la desea. Cuando Poppea, Nerone y Otonne llegan, Claudio acusa a Nerone de haberse ocultado en la estancia de Poppea; Nerone no puede negarlo. Luego, entre el desconcierto general, el emperador ordena por sorpresa que Nerone se case con Poppea y Otonne se convierta en su sucesor. Pero tal solución no satisface a ninguno de los interesados. Claudio, deseoso de que cesen los conflictos, cede a Nerone el trono, entrega a Otonne a Poppea por esposa y, finalmente, invoca a la diosa Juno para que conceda la felicidad a los esposos y gloria al imperio.

Dirección musical ENRICO ONOFRI
Dirección de escena MARIAME CLÉMENT
Reposición de la puesta en escena MARCOS DARBYSHIRE
Escenografía y vestuario JULIA HANSEN
Iluminación BERND PURKRABEK
Video fettFilm
Ficha Artística
Claudio MATTHEW BROOK
Agrippina ANN HALLENBERG
Nerone RENATA POKUPIĆ
Poppea ALICIA AMO
Otonne XAVIER SABATA
Pallante JOÃO FERNANDES
Narciso ANTONIO GIOVANNINI
Lesbo VALERIANO LANCHAS
Giunone SERENA PEREZ
Información adicional
Orquesta Barroca de Sevilla
Producción Ópera de Oviedo y Opera Ballet Vlaanderen

Fecha y hora
11, 13 y 15 de febrero, 2020
19h

TARIFA A: viernes y sábados
TARIFA B: lunes, martes, miércoles, jueves y domingos (no vísperas de festivo)

Precios de las localidades TARIFA A / TARIFA B

Patio: 130€ / 120€
1ª Balcón: 125€ / 115€
2ª Balcón: 112€ / 104€
1ª Terraza: 100€ / 93€
2ª Terraza: 87€ / 80€
1ª Paraíso: 80€ / 74€
2ª Paraíso: 70€ / 62€
3ª Paraíso: 60€ / 49€

Venta de localidades ONLINE: desde el 7 de octubre, 2019
Venta de localidades en taquilla: desde el 7 de octubre, 2019

Venta telefónica (954 22 65 73), si quedaran localidades disponibles, una vez atendida la demanda de ventanilla el primer día de venta. En horario de taquillas. Con un recargo de 1,50 €/entrada. 

Internet: Podrá imprimir sus entradas mediante el sistema de “ticket en casa”. Recuerde que el correo de confirmación contiene la entrada o entradas válidas para el evento. ES IMPRESCINDIBLE SU IMPRESIÓN O DESCARGA EN EL DISPOSITIVO MÓVIL PARA ACCEDER AL RECINTO.

Si se adquieren localidades a través del sistema de venta telefónica o por Internet se recomienda llegar con antelación al comienzo del espectáculo para poder solventar eventuales incidencias, en caso contrario el Teatro no asegura el acceso a la sala. 

Taquillas:
Paseo de Cristóbal Colón 22. 
De lunes a sábado: 10 a 14 y 17 a 20h.
Cerrado domingos y festivos, excepto los días de función hasta comienzo de la misma.
Pagos en efectivo y con tarjetas de crédito o débito.
No se admiten tarjetas virtuales

Newsletters
Suscríbete a nuestros boletines informativos
Nombre
Apellidos
 
Debe aceptar las condiciones para mandar su consulta
 
Debe aceptar recibir comunicaciones
 

PATROCINADORES

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES GENERALES

Diseño y programación web: Viafisio, S.L. - www.viafisio.com
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.