Ópera

LA TRAVIATA

Giuseppe Verdi
© Jane Hobson
© Jane Hobson
© Jane Hobson
PRÓXIMAS FECHAS HORAS
28/05/2020 - Jueves 20.00h comprar
30/05/2020 - Sábado 20.00h comprar
03/06/2020 - Miércoles 20.00h comprar
05/06/2020 - Viernes 20.00h comprar
06/06/2020 - Sábado 20.00h comprar

LA TRAVIATA de Giuseppe Verdi

28 y 30 de mayo; 3 y 6 de junio, 2020
20h

REPARTO JOVEN
5  de junio, 2020
20h

 

Violetta y el sacrificio del orden burgués

El drama de amor de Violetta Valéry y Alfredo Germont –nombres alterados, camuflados, para evadir el pago de derechos de autor, de los originales Marguerite Gautier y Armand Duval de “La dama de las camelias”, de Alejandro Dumas hijo- ha convertido a “La Traviata” de G. Verdi en una “ópera de óperas”, esa clase de título incrustado en la memoria musical popular, más allá de la formación musical del público de cualquier clase social que, cuando la escucha o la contempla, se rinde inmediatamente a ella. Pues la historia de una cortesana de París y un joven de provincias que desafían las convenciones sociales dispuestos a vivir un arrebatador amor verdadero y de cómo esa pasión es neutralizada hasta desembocar en tragedia, se convirtió rápidamente en una de las óperas más amadas por el público, que un siglo y medio después de su estreno en el Teatro de la Fenice de Venecia en 1853, sigue rindiéndose a la potencia embriagadora de sus melodías y la dramática exquisitez de sus arias. ¿Por qué? ¿Acaso cabe mayor arrebato de amor que escuchar el desesperado, entregado y acuciante “Amami, Alfredo” que entona Violetta en La traviata?

El artefacto dramático -en tres actos- concebido por Verdi y su libretista Francesco Maria Piave, arrastra bajo su impecable y férrea estructura trágica, un retrato -aún, ciertamente, idealizado y moralista- de los usos y costumbres sociales de la hipócrita clase burguesa de mediados del siglo XIX, del papel decorativo de las esposas y del rol sexual, excitante o de evasión que los caballeros de la época reservaban a las “traviatas”: las descarriadas, las cortesanas como Marie Duplessis, “traviata” real, muerta a los 32 años de enfermedad pulmonar, en la que se inspira la obra de Dumas, más cruda que la de Verdi quien, sin embargo, y a pesar de contar la historia de un amor purificante que debe acabar en tragedia por el propio pasado de la heroína, construye una de sus piezas más comprometidas para la moral de la época.

Pero no nos engañemos, nos advierte Marie-France Castarède: “Violetta ha sido sacrificada al orden burgués: ella ha sabido encontrar una grandeza de heroína, superior a la de Margarita Gautier, gracias a la música que canta los sentimientos y atenúa los conflictos ideológicos”.

La grandeza de Verdi es haber descrito con nobleza la tragedia de ese sacrificio. Sin embargo, y a pesar de ambientar escénicamente la acción dos siglos para evitar su fuerte y polémico carácter realista, su primera representación decepcionó al público, lo que llevó a Verdi a practicar varias revisiones hasta celebrar un segundo estreno, en mayo de 1854 en el Teatro de San Benedetto que ya fue todo un éxito, en parte porque La traviata tiene un inesperado carácter íntimo, pocos protagonistas y escaso relieve coral.

A cambio, tiene una orquestación brillantísima y la contención de personajes principales desata un “trío” de fuerte tensión y emoción interna con la incorporación del padre Germont -uno de los más bellos roles para barítono verdiano y una figura crucial en la acción, pues enarbola la teoría del sacrificio- a la pareja de amantes.

En cinco funciones -una de ellas reservada para un joven reparto de cantantes emergentes- el Teatro de la Maestranza presenta La traviata en la producción escénica para la Scottish Opera, Welsh National Opera, Gran Teatre del Liceu y Teatro Real, de uno de los registas más brillantes de la escena, David McVicar y musical de Pedro Halffter Caro al frente de la ROSS. En el doble reparto, Nino Machaidze/Vanessa Goikoetxea, Dalibor Jenis/Carlos Arámbula y Arturo Chacón-Cruz/Matheus Pompeu.


ACTIVIDAD COMPLEMENTARIA

En torno a La traviata

En colaboración con la Asociación Sevillana de Amigos de la Ópera

27 de mayo, 2020
19h

Sala de Prensa (Acceso por la Recepción del Teatro)
Acceso libre y gratuito hasta completar aforo

Acto Primero
París, 1840, en casa de la cortesana Violetta Valéry donde está teniendo lugar un baile. Gastone presenta a la anfitriona al joven Alfredo Germont, que la admira desde hace mucho tiempo, hasta el punto de que, durante la reciente enfermedad de Violetta, Alfredo pedía cada día noticias de su salud, algo que, como hace notar ella, no hizo su acompañante, el barón Douphol.Los invitados exigen un brindis, y dado que su malhumor le impide al Barón hacerlo, es Alfredo quien toma la iniciativa. Luego, mientras los invitados van al salón para bailar, Violetta se ve obligada a descansar un momento a causa de un malestar, quedándose entonces a solas con Alfredo, quien expresa su preocupación por la forma de vida de la joven, que acabará por matarla. Le declara a continuación su amor, que conmueve a Violetta, pero le aconseja que la olvide, pues es incapaz de amar. A pesar de ello, accede a verlo al día siguiente. Los invitados se marchan y, ya sola, Violetta se da cuenta con sorpresa del impacto que la declaración de Alfredo ha tenido en ella. El amor de Alfredo le da una alegría que jamás hubiera esperado: la de amar y ser amada. No obstante, apartando de sí estos pensamientos, que considera locuras, toma la decisión de entregarse a la vida de placer sin fin.

Acto Segundo
Violetta ha renunciado a su forma de vida y, desde hace tres meses, vive con Alfredo en una casa de campo en las afueras de París. Alfredo reflexiona sobre su felicidad pero se queda asolado tras enterarse por Annina, la criada de Violetta, de que su amada se ha visto obligada a vender todos sus bienes para mantener su situación actual. El joven marcha a París con intención de conseguir el dinero necesario.Flora ha invitado a Violetta a una fiesta, a la que ésta no tiene ningún deseo de ir. Se presenta alguien y, suponiendo que se trata del abogado que está esperando, lo recibe, pero se trata de Giorgio Germont, el padre de Alfredo. Germont le acusa de arruinar a su hijo pero se enternece cuando Violetta le hace saber que es ella quien cubre los gastos de su vida en común. Reconociendo y apreciando la nobleza del amor de Violetta por Alfredo, Germont le ruega que haga un sacrificio por él: la unión de los dos amantes hace peligrar el próximo enlace de la hermana de Alfredo, y le pide a Violetta que renuncie a su amor para siempre. La joven se queda abatida: si no fuese por Alfredo, estaría sola en el mundo y, además, su salud está amenazada por la tuberculosis. Pero Germont le suplica y Violetta accede finalmente, decidiendo adoptar la única estratagema que según ella podría obligar a Alfredo a abandonarla. Germont sale al jardín para esperar el regreso de su hijo, mientras Violetta escribe apresuradamente una nota para el Barón. Cuando está escribiendo una segunda nota para Alfredo, éste entra. Desesperada, Violetta le asegura que le ama y luego parte apresuradamente hacia París. El joven recibe la carta poco después, enterándose así de la huida de Violetta con su vuelta a su vida anterior. Desesperado, cae en los brazos de su padre, que entra en ese momento para consolarlo, pero el joven decide ir también él a París en busca de venganza.

Esa noche Flora se muestra sorprendida al oír que Violetta y Alfredo se han separado y que Violetta acudirá a la fiesta acompañada del Barón.Gitanos e invitados disfrazados de toreros animan la fiesta. Alfredo entra tratando de mostrar indiferencia y enseguida interviene en una partida de cartas, en la que gana sin cesar. Llega Violetta con el Barón, éste mostrando su irritación al ver a Alfredo, a quien instiga a una partida de cartas, en la que Alfredo vence siempre, hasta que se ven interrumpidos por el momento de la cena. Temiendo por la vida de Alfredo, Violetta le llama aparta para advertirle que el Barón seguramente le desafiará a duelo. Alfredo accede a marcharse siempre y cuando ella le siga, pero, comprometida por la promesa que le hiciera a Germont, se niega, dejando a Alfredo convencido de que ama al Barón. Furioso, Alfredo llama a los invitados y, delante de todos, arroja a los pies de Violetta el dinero ganado en el juego como pago por lo que ella le ha dado. Los invitados se ofenden con el insulto a la mujer. Germont, llegado en ese momento, se muestra escandalizado por el comportamiento de su hijo. Alfredo, presa del remordimiento, va a retirarse, pero ya es tarde: el Barón le desafía a duelo.

Acto Tercero
Abatida por la tisis, Violetta yace moribunda, a cargo de Annina y atendida por el doctor Grenvil, quien confirma que a la joven le quedan unas pocas horas de vida.Es carnaval, y Violetta envía a Annina a dar limosna a los pobres. Sola, relee una carta que le enviara Germont, donde le dice que Alfredo se encuentra en el extranjero a consecuencia del duelo con el Barón, en el que éste salió herido, y que se halla al corriente del sacrificio que le pidió; los dos, padre e hijo, se presentarán para visitarla. Violetta teme que lleguen demasiado tarde, pero Annina vuelve corriendo para traerle la noticia de que Alfredo ha llegado. El joven entra y ruega a Violetta que le perdone; olvidando un instante la situación desesperada de Violetta, ambos amantes sueñan con comenzar una nueva vida juntos. Ante un nuevo ataque de la enfermedad, Alfredo llama al médico, que entra junto con Germont. El anciano pide a Violetta que le perdone por el mal causado.

Ahora, resulta evidente para todos la inminente muerte de la joven. Mientras Alfredo le ruega que no le abandone, Violetta siente por un instante que recobra las fuerzas, pero tras un grito de alegría, cae muerta.

Dirección musical PEDRO HALFFTER CARO / MANUEL BUSTO (5 junio)
Dirección de escena DAVID McVICAR
Reposición de la puesta en escena MARIE LAMBERT- LE BIHAN
Escenografía y vestuario TANYA McCALLIN
Iluminación JENNIFER TIPTON
Coreografía ANDREW GEORGE
Reposición de la coreografía COLM SEERY
Ficha Artística
Violetta Valery NINO MACHAIDZE / VANESSA GOIKOETXEA (5 junio)
Flora Bervoix ANNA TOBELLA
Annina MEGAN BARRERA
Alfredo Germont ARTURO CHACÓN-CRUZ / MATHEUS POMPEU (5 junio)
Giorgio Germont DALIBOR JENIS / CARLOS ARÁMBULA (5 junio)
Gastone MANUEL DE DIEGO
Barón Douphol CARLOS DAZA
Marqués D'Obigny DAVID LAGARES
Doctor Grenvil CRISTIAN DIAZ
Giuseppe JUAN JOSÉ ALMONTE
Criado de Flora JAVIER BAREA
Un mensajero VICENTE BARRAGÁN
Información adicional
Producción Scottish Opera, Welsh National Opera, Gran Teatre del Liceu y Teatro Real
Real Orquesta Sinfónica de Sevilla Director artístico y musical, John Axelrod
Coro de A.A. del Teatro de la Maestranza Director, Íñigo Sampil

Fecha y hora
28 y 30 de mayo; 3 y 6 de junio, 2020
20h

Reparto joven
5  de junio, 2020
20h

TARIFA A: viernes y sábados
TARIFA B: lunes, martes, miércoles, jueves y domingos (no vísperas de festivo)
TARIFA C: función 5 de junio

Precios de las localidades TARIFA A / TARIFA B / TARIFA C
Patio: 140€ / 130€ / 70€
1ª Balcón: 135€ / 125€ / 65€
2ª Balcón: 124€ / 112€ / 60€
1ª Terraza: 112€ / 100€ / 55€
2ª Terraza: 100€ / 91€ / 50€
1ª Paraíso: 90€ / 86€ / 40€
2ª Paraíso: 80€ / 73€ / 30€
3ª Paraíso: 70€ / 59€ / 20€

Venta de localidades ONLINE: desde el 2 de diciembre, 2019
Venta de localidades en taquilla: desde el 2 de diciembre, 2019

Venta telefónica (954 22 65 73), si quedaran localidades disponibles, una vez atendida la demanda de ventanilla el primer día de venta. En horario de taquillas. Con un recargo de 1,50 €/entrada. 

Internet: Podrá imprimir sus entradas mediante el sistema de “ticket en casa”. Recuerde que el correo de confirmación contiene la entrada o entradas válidas para el evento. ES IMPRESCINDIBLE SU IMPRESIÓN O DESCARGA EN EL DISPOSITIVO MÓVIL PARA ACCEDER AL RECINTO.

Si se adquieren localidades a través del sistema de venta telefónica o por Internet se recomienda llegar con antelación al comienzo del espectáculo para poder solventar eventuales incidencias, en caso contrario el Teatro no asegura el acceso a la sala. 

Taquillas:
Paseo de Cristóbal Colón 22. 
De lunes a sábado: 10 a 14 y 17 a 20h.
Cerrado domingos y festivos, excepto los días de función hasta comienzo de la misma.
Pagos en efectivo y con tarjetas de crédito o débito.
No se admiten tarjetas virtuales

Newsletters
Suscríbete a nuestros boletines informativos
Nombre
Apellidos
 
Debe aceptar las condiciones para mandar su consulta
 
Debe aceptar recibir comunicaciones
 

PATROCINADORES

PATROCINADORES PRINCIPALES

PATROCINADORES GENERALES

Diseño y programación web: Viafisio, S.L. - www.viafisio.com
Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.