Danza

  • Fecha: 14 y 15 de octubre, 20h.
  • Sala: Sala Principal

El Béjart Ballet celebra la juventud bailando al ritmo de Queen y Mozart

Maurice Béjart revolucionó la danza expandiéndola hasta audiencias que habían permanecido ajenas a ella. Para democratizarla y liberarla de su imagen de arte elitista y reservado a una minoría, Béjart, un brillante coreógrafo que aspiraba a un arte total ecléctico y cosmopolita, no dudó en combinar ingredientes tan aparentemente antagónicos como la música de Mozart con la de Queen. Así ocurre en Ballet for Life, una pieza de 1996 concebida como un doble homenaje al cantante Freddie Mercury y al bailarín argentino Jorge Donn, principal bailarín del Ballet del siglo XX y del Béjart Ballet Lausanne, fallecidos por sida, ambos, a los 45 años. Béjart los homenajea con un ballet que no habla con pena ni tragedia del duelo, sino que invoca la juventud y la esperanza.

“Una historia de amor con la música de Queen. Invención, violencia, humor, amor: todo está ahí. Me encanta el grupo. Me inspiran y me guían, a veces por esta tierra de nadie donde todos iremos algún día y donde, estoy seguro, Freddie Mercury está tocando a dúo al piano con Mozart”. Maurice Béjart

Gil Roman, director artístico del Béjart Ballet Lausanne desde el fallecimiento de su fundador en 2007, sigue perpetuando el repertorio de la compañía y enriqueciéndolo con sus creaciones.

Estreno en el Salle Métropole de Lausana el 5 de diciembre de 1996

  • Coreografía: Maurice Béjart
  • Música: Queen, Wolfgang Amadeus Mozart
  • Diseño de vestuario: Gianni Versace
  • Diseño de iluminación: Clément Cayrol
  • Iluminación: Dominique Roman
  • Edición de vídeo: Germaine Cohen

Ballet for Life © BBL - François Paolini

 

Acerca de Gil Roman

Formado por Marika Besobrasova, Rosella Hightower y José Ferran, después de haber interpretado durante casi treinta años los ballets más célebres del coreógrafo Maurice Béjart, este lo nombró su sucesor al frente del Béjart Ballet Lausanne en 2007. 

Acerca de Maurice Béjart

Desde los Ballets de l'Étoile en París en 1955 hasta la creación del Béjart Ballet Lausanne en 1987, el coreógrafo ha marcado para siempre el mundo de la danza. Nacido en Marsella, comenzó su carrera como bailarín, pero más tarde descubriría los recursos del expresionismo coreográfico. Director de teatro, tambien ha publicado varios libros.