Cita en Maestranza

  • Fecha: 4 de abril, 20h.
  • Duración: 80 min
  • Sala: Sala Principal

Música sin edad

“No es una niña prodigio. Es un prodigio, pero no toca como una niña”. Palabra del sobrio e impasible Grigory Sokolov. Si el mito vivo del piano contemporáneo, un artista que nunca ha gastado un minuto en su propia autopromoción, cree que Alexandra Dovgan, que a los 5 años fue admitida en la exigente Escuela Central del Conservatorio Estatal de Moscú es ahora, con 14 años, una pianista sencillamente extraordinaria es porque Alexandra Dovgan es una pianista extraordinariamente madura, como ya ha acreditado ganando cinco concursos internacionales y actuando con orquestas como la Filarmónica de Berlín.

Alexandra no ve Netflix ni usa redes sociales, pero sí los vídeos de YouTube, donde Sokolov se conmovió al encontrarla, con sus actuaciones con orquestas como -en España- la Sinfónica de Galicia, que nos retratan a una pianista no solo virtuosa sino con una gran capacidad expresiva, una portentosa concentración y una tremenda honestidad artística.

Sokolov tiene razón. No miren la edad de Alexandra Dovgan. No la limiten a la etiqueta de “niña prodigio”. Simplemente, sientan el prodigio de su música. Descubrirán a una gran pianista.

Fotografía: ©Oscar Tursunov

  • Piano: Alexandra Dovgan

Acerca de Alexandra Dovgan

Nacida en 2007 en el seno de una familia de músicos, comenzó sus estudios de piano a los cuatro años y medio. A los cinco años, su talento surgió cuando superó las pruebas extremadamente competitivas para acceder a la Escuela Central de Música del Conservatorio Estatal de Moscú. Galardonada en cinco concursos internacionales, ya ha debutado en algunas de las salas de conciertos más prestigiosas del mundo.

La prensa dice

Una virtuosa de la sensibilidad

...despliegue de un talento natural con ideas artísticas muy serias...

Alexandra Dovgan con disciplina y determinación

Con tan solo catorce años, la artista rusa fue capaz de llegar a donde muchos ni sueñan con su pianismo meditado, controlado y perfectamente digitado

Un prodigio de riqueza interpretativa

La joven pianista rusa Alexandra Dogvan ofreció un recital en el Maestranza en el que brilló especialmente con Chopin